20 de Junio - Día de la Bandera Argentina

miércoles, 5 de septiembre de 2007

Dr. Bartolomé Vasallo

Tenía dos pasiones, la Cirugía como menester de lucha y "La Fraternidad" como fuente íntima en la que abrevaba abundamente su espíritu altruista. Amaba el trabajo con vocación encendida y por más de veinticinco años los amaneceres de la ciudad de Rosario lo vieron encaminarse hacia el Hospital de Caridad o al Hospital Italiano de aquella ciudad. El Dr. Artemio Zeno, en oportunidad de dictar la conferencia de su cátedra en la Facultad de Medicina de Rosario sobre el tema "Influencia de Vasallo en la Cirugía Argentina" dijo "Yo bien podría decir de Vasallo, que enseñó como nadie con el ejemplo diario la fiesta que representa el trabajo".
Había nacido en Gualeguay (Entre Ríos) el 11 de diciembre de 1874 desde donde debió, antes de cumplir los diez años de edad, dirigirse a la ciudad de Concepción del Uruguay a fin de cursar los estudios del nivel secundario, egresando como Bachiller en el año 1889, es decir a los quince años de edad. Vasallo ingresó a "La Fraternidad" como pensionista en el año 1884, para alejarse de ella en 1888, Vivió como tal en la "casa de "techo pajizo" que tenía "La Frater" como dependencia en la calle 9 de julio y en la que se alojaban "los pichicatos". En los años restantes se alojó en la casa central. Tuvo como apoderado a don Pablo Vecchi, un venerado y singular Director que un día pidió que se le rebajara el sueldo de 20 pesos fuertes, por considerarlo excesivo.
Se graduó de médico en la Universidad Nacional de Buenos Aires en 1897, habiendo sido practicante en el Hospital de Clínica, al lado de los doctores Castro y Gandolfo, destacados maestros de la medicina.
Asistió a las más afamadas clínicas europeas y mereció elogios significativos de los doctores Faure, Fauchet y Roux de París y se incorporó a la Acadamia Nacional en Medicina por el voto unánime de todos sus miembros.
En 1923 se retiró de la profesión en la ciudad de Rosario, donde vivió por más de ocho lustros. En los últimos años de su fecunda vida, abatido por la desaparición de su esposa, buscó refugio en las nostálgicas remembranzas de los años vividos en "La Fraternidad" y desde donde los recuerdos le alargaban sus rostros luminosos para sonreirle.
Quiso apoyar la obra cumplida por "La Frater", apartando de su camino las dificultades financieras que a menudo perturbaban su camino acudiendo con su peculio a solventar parte de sus gastos.
Con su aporte,la Institución,
  • modernizó sus baños y la enfermería.
  • Iluminó los estudios.
  • Creó un gimnasio digno e idóneo.
  • Pagó los gastos que originaron la erección del mástil y la adquisición de una bandera.

Antes de morir anticipó sus deseos de hacerla "muy rica", para concluir legando a su muy querida "FRATER" el inmueble más preciado de su vasto patrimonio, la estancia "EL SAUCE", en donde buscó sosiego, recodo íntimo y profundo en su camino y que con el tiempo, habría de constituir el ás positivo aporte a su propia perduración. Murió el 16 de febrero de 1943.

Reproducción del artículo publicado en "CIEN AÑOS FRATERNALES (1877 - 14 de mayo - 1977), editada por la ASOCIACIÓN BONAERENSE DE FRATERNALES.

Bartolomé Vasallo es "La Fraternidad". El Centro Maxit mantiene vivo el recuerdo de tan magno personaje, cuya grandeza excede holgadamente la de ilustre benefactor. Su proyección se encarna en cada "Fraternal" interesado en participar y coadyuvar a la más ajustada y satisfactoria aplicación y usufructo del patrimonio legado.

No hay comentarios.:

Homenaje al Ingeniero GUSTAVO TORRESÁN (f), hijo del Fraternal Jorge Torresán

Buscar en este Blog, Enlaces, Internet...

Etiquetas

Etiquetas